Puertas y ventanas, ¿Cual escojo?

Cómo elegir las puertas y ventanas más adecuadas para mi casa

Aunque es fácil pensar que puertas, ventanas y balconeras son simplemente elementos de partición estructurales, su forma, el material elegido y el estilo pueden cambiar radicalmente la percepción estética de un espacio.

Cambiar estos elementos se convierte en una de las reformas más sencillas, rápidas y aparentes con las que conseguirás un nuevo aspecto y funcionalidad en tu vivienda.

Te contamos cómo elegirlas, cuáles son los materiales y sus características esenciales para que puedas ahorrar espacio, modificar la distribución y disfrutar de un mejor aislamiento acústico y térmico, con mucho estilo.

Renovar las puertas de tu casa

 

Durante mucho tiempo, la mayoría de puertas que podíamos elegir eran las de apertura abatible, generalmente ciegas (totalmente opacas, de madera, contrachapado o lacadas),  con una pieza de cristal o totalmente acristaladas.

Siguen siendo una de las opciones más extendidas aunque, las nuevas tendencias y necesidades han ampliado las soluciones para puertas de interior.

Además de las abatibles tradicionales encontrarás otros modelos que se podrán adaptar a tus necesidades específicas, entre las que destacan:

  • Puertas correderas: se han convertido en una de las mejores alternativas, especialmente en espacios en los que no sobran los metros. Gracias a su sistema de apertura se puede ahorrar en 1,5 m2, respecto a la apertura de una puerta convencional. Además, dentro de esta gama de puertas podrás elegir entre las que se integran dentro de la pared, gracias a un casoneto interior que oculta la hoja de la puerta entre el tabique de la pared. En este caso será necesario hacer una reforma específica para permitir que la puerta se introduzca en el interior de la pared. Entre las ventajas podemos destacar que podrás utilizar la pared para poner muebles, colgar cuadros, etc. Por otro lado, las puertas correderas con sistema de guías cuelgan de unas guías instaladas en la parte superior. Apenas se necesita hacer ningún tipo de obra relevante, existen modelos y sistemas de guías muy decorativos, pero al deslizarse lateralmente sobre la pared, no podrás aprovecharla.

 

  • Puertas batientes de hoja enrasada: estos modelos de puertas de interior se abren con el mismo sistema de apertura de las batientes tradicionales pero se caracterizan por su limpieza de formas y diseño. No cuentan con ningún tipo de moldura ni marco y quedan perfectamente integradas y camufladas en el tabique de la pared, especialmente si se pintan del mismo color. este sistema puede utilizarse también en puertas correderas aportando contemporaneidad al espacio.

 

  • Puertas pivotantes: son uno de los modelos de puertas más actuales, perfectas para ambientes interiores y entradas de viviendas de estilo contemporáneo.Se instalan mediante unos pernos colocados en el extremo de la hoja. Los pernos giratorios fijan la puerta a los marcos superiores y laterales mientras que en la base el perno soporta el peso y sujeta la puerta al suelo y al marco.
Puertas y ventanas, ¿Cual escojo?
Foto ©Ferrero-Legno

Materiales de puertas

 

Existen multitud de materiales para fabricar las puertas y todos los elementos que la componen.

  • Las puertas huecas son las más económicas y más sencillas. Por ello, no son la opción más recomendable si buscas aislamiento acústico o seguridad.

 

  • Las macizas están fabricadas en maderas naturales o aglomerados y son mucho más resistentes.

 

  • Las puertas de cristal son una gran opción para multiplicar la sensación espacial y permitir la entrada de luz de una estancia a otra. Existen en distintas calidades, resistencias, grosores y acabados. Las de cristal templado son las más resistentes.

 

Los acabados, especialmente de las puertas huecas y las macizas aportarán el estilo que estás buscando. Lacadas en varias capas, pintadas, barnizadas, sintéticas, de PVC… Cada propuesta de acabado ofrece distintas durabilidades, siendo las sintéticas de CPL o PVC, las chapas barnizadas y las lacadas de tres capas las más perdurables en el tiempo y de mejor calidad del acabado.

Renovar las ventanas de tu hogar

 

Conocer qué tipos de ventanas existen te ayudará a escoger la mejor opción para mejorar la sostenibilidad y eficiencia energética de tu vivienda.

El tipo de perfil, el vidrio o cristal, el sistema de apertura y el diseño son aspectos fundamentales para escoger la propuesta más adecuada a tus necesidades.

 

Según el tipo de perfil:

 

  • Madera. La madera proporciona un aislamiento adecuado, de forma natural. El trabajo de mantenimiento es más costoso y especialmente sensible a la influencia solar.

 

  • PVC. También aportan un buen aislamiento acústico y térmico. Su mantenimiento es más sencillo y están disponibles en distintos colores, por lo que pueden adaptarse fácilmente al estilo de cualquier espacio.

 

  • Aluminio. Son muy resistentes a los cambios de temperatura, la radiación solar y las inclemencias del tiempo. Se trata de una de las opciones más demandadas, especialmente los modelos de ventanas de aluminio con rotura de puente térmico, aquellas que ofrecen mejores niveles de aislamiento térmico.
Puertas y ventanas, ¿Cual escojo?
Foto ©Velux

Según el tipo de cristal

 

El tipo de vidrio o cristal determinará la eficiencia del aislamiento, un hecho que incidirá en el nivel de confort del hogar. En función del nivel de confort térmico, el aislamiento acústico y el nivel de seguridad y protección que quieras para tu hogar, podrás encontrar ventanas con prestaciones distintas.

 

Según el nivel de confort térmico:

  • Bajo, para un confort térmico básico.
  • Medio, para un confort térmico medio que permita obtener ahorro energético.
  • Alto, para maximizar el ahorro energético.

 

Según el nivel de aislamiento acústico:

  • Bajo, para viviendas situadas en lugares silenciosos y tranquilos.
  • Alto, para casas situadas en la ciudad y lugares ruidosos.

 

Según el nivel de seguridad y protección:

  • Nivel 1: sin refuerzo de seguridad.
  • Nivel 2: incluyen cristales con refuerzo que evita daños y cortes ante posibles roturas.
  • Nivel 3: el máximo nivel que incluye refuerzo de seguridad y un refuerzo adicional para la protección del hogar.

 

Tipos de apertura

 

En función de la estancia en la que se vaya a instalar la ventana, será preferible y más funcional, escoger un tipo de apertura u otra:

  • Apertura abatible o practicable. Se trata de la apertura más habitual de las ventanas convencionales. Se componen de una o dos hojas con una apertura lateral total y, entre sus ventajas, destaca su cierre totalmente hermético. Entre los inconvenientes, precisan de mucho espacio, cuando están abiertas.

 

  • Ventanas batientes. Se abren inclinándose de arriba a abajo, hacia el interior. No es posible asomarse, ya que no se pueden abrir totalmente, por lo que están indicadas para utilizar en baños, oficinas, garajes…

 

  • Ventanas oscilobatientes. Mediante este sistema de apertura se pueden abrir de forma lateral como las abatibles o inclinada como las batientes.

 

  • Ventanas correderas. Son las que disponen de hojas que se desplazan de forma lateral sobre unas guías. Se trata de la mejor opción para espacios reducidos o esquinas, aunque su principal inconveniente es que carecen de cierre hermético por lo que no disponen de un aislamiento tan eficaz como las otras opciones.

 

  • Ventanas osciloparalelas. Son las que combinan el desplazamiento lateral de las correderas y la apertura inclinada hacia el interior.

 

  • Ventanas pivotantes. La hoja de la ventana gira entorno a un eje central y se instalan especialmente en tejados y buhardillas.

 

  • Ventanas fijas. No pueden abrirse de ningún modo y se utilizan para habitaciones o espacios climatizados, en tabiques interiores o cuando no se necesita ventilar el interior, pero se quiere aportar luminosidad al espacio.
Puertas y ventanas, ¿Cual escojo?
Foto ©Technal

Balconeras

 

Las balconeras son un cerramiento que comunica el interior con el exterior y que permite pasar de un lado a otro.

Comparten muchas de las características esenciales de las ventanas, en cuanto a sistema de apertura, materiales y tipos de cristal.

Entre las más habituales podemos encontrar las balconeras practicables estándar, que poseen altas cualidades de aislamiento acústico y térmico, gracias a la estanqueidad que se produce por el cierre hermético a presión. Cuentan con una o dos hojas, pudiendo ser ambas hojas practicables o una fija y la otra practicable y existen en PVC o aluminio, con o sin rotura de puente térmico.

La balconera practicable oscilobatiente permite abrirla en dos posiciones, hecho que posibilita ventilar sin crear corriente de aire. El tipo de apertura es como el de la ventana abatible o basculante.

 

Foto de la portada ©Timberplan
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.