fbpx
Mosaicos hidráulicos: plantillas metálicas

Mosaicos hidráulicos: suelos para toda la vida

Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar de los mosaicos hidráulicos, te has hecho el interesante y has asentido fingiendo que sabes exactamente de qué hablan pero, ¿qué son exactamente los mosaicos hidráulicos?, ¿por qué están tan de moda?, te preguntas.

Los Mosaicos hidráulicos pertenecen a la categoría de materiales nobles, pueden durar más de un siglo, y a pesar de que hay temporadas que pueden estar menos en boga, siempre vuelven como la música de los 80…. Una pasada de la planeadora, y los mosaicos hidráulicos volverán a lucir brillantes como el primer día. Hay auténticos especialistas en revivir los mosaicos hidráulicos en todas las ciudades, y un importante mercado de ocasión de piezas históricas, pero comencemos con un poco de historia:

Los mosaicos hidráulicos, un tipo de suelos creados en el sur de Francia a mediados del siglo XIX, se han convertido en pleno siglo XXI en una pieza imprescindible para decorar los suelos de viviendas de todos los estilos decorativos, ya sean de corte contemporáneo, industrial, nórdico, clásico, incluso rústico.

Mosaicos hidráulicos: proceso de coloración.Fotos vía Enticdesigns.com

 

Las primeras referencias de mosaicos hidráulicos que se conocen como tal son del año 1857, aunque su afianzamiento como elemento alternativo al uso de la piedra natural, especialmente al mármol, se consigue en 1867, durante la Exposición Universal de París, durante el mandato del emperador Napoleón III, gracias a la firma barcelonesa Garret, Rivet i Cia, encargada de presentar en sociedad el fabuloso invento, una técnica revolucionaria para fabricar baldosas a gran escala sin la necesidad de cocerlas para lograr su endurecimiento.

La introducción del uso de una prensa hidráulica y de un molde para crear los diseños multicolores tan característicos de los mosaicos hidráulicos, se convirtió en un método de producción sorprendente y totalmente innovador.

¿Cómo se fabricaban los mosaicos hidráulicos?

A diferencia del resto de baldosas que se fabricaban aplicando los colores por separado y cociendo las piezas inmediatamente después de cada paso, los mosaicos hidráulicos, tan sólo se dejaban secar, durante unas semanas, tras el prensado, hecho que reducía el tiempo de fabricación y la mano de obra.

Mosaicos hidráulicos: proceso de fabricación.Fotos vía enticdesigns.com

La herramienta principal para la elaboración de las baldosas es la Trepa, una plantilla de metal que determina la forma y la distribución de los colores. El proceso consiste en introducir la trepa en un molde de hierro e ir rellenando las distintas aperturas con el cemento pigmentado con los colores elegidos. Luego se añade una mezcla de áridos y cementos que serán la parte posterior de la baldosa. Se tapa el molde y una vez prensados se colocan en unos módulos para su posterior secado y fraguado.

La estructura de la baldosa, de unos 2 cm, se dividía en tres partes:

1-La capa fina es la superficie decorada, mide unos 4 mm de grosor y está formada por una mezcla de cemento portland blanco, arena de mármol y pigmentos. Para crear cada color, se realizaba una mezcla con agua que se colocaba en la división correspondiente de un molde.

2-La segun­da capa era de un grosor similar al de la capa fina y estaba compuesta por una mezcla de cemento portland gris y arena; su función era absorber el exceso de agua de la capa anterior.

3-La tercera y última capa, medía 12 mm aproximadamente y estaba compuesta por una mez­cla de cemento portland gris, cemento común y arena. Gracias a su porosidad se conseguía una adherencia ideal para facilitar la colocación.

El auge del modernismo en Cataluña coincidió con la proliferación de mosaicos hidráulicos de gran belleza y singularidad, diseñadas por dibujantes especializados en plantillas y en ocasiones, por afamados artistas del momento que inmortalizaron los diseños más innovadores y exquisitos de la época, en motivos entre los que destacaban los florales, formas geométricas y figuras de carácter orgánico.

Entre los artistas que diseñaron mosaicos hidráulicos, los más destacados son arquitectos de la talla de Domènech i Montaner arquitecto de la Casa Lleó Morera, Josep Puig i Cadafalch artífice de la creación de la Casa Amatller y la Casa de les Punxes, incluso el genial Antoni Gaudí creó un pavimento de mosaico hidráulico para pavimentar el suelo de una de sus grandes obras maestras, la Casa Batlló, aunque finalmente se instaló en otro de sus grandes proyectos, la Casa Milà, más conocida como La Pedrera. Este particular diseño puede verse también en las aceras que recorren el Paseo de Gracia, una de las arterias principales de Barcelona.

Los colores preferidos para realizar los mosaicos hidráulicos

Gamas cromáticas del granate, rosa, verde, marrón, amarillo, crema, blanco y negro, aunque no resulta extraño ver piezas originales realizadas en azul, rojo y naranja.

Las medidas de las baldosas

Básicamente de 10 x 10, 15 x 15, 20 x 20, 25 x 25 y 40 x40 cm, pero las más habituales fueron las de 20 x 20 cm y los hexágonos de 11.5 centímetros de lado.

Con la llegada del boom de la construcción de los años 60, década en la que surge la necesidad de reducir los costes de los materiales, se dejaron de instalar mosaicos hidráulicos en los nuevos proyectos, hecho que llevó a estas maravillosas piezas, casi al olvido, hasta que el interés de arquitectos, diseñadores de interiores y constructores con especial sensibilidad volvieron a mostrar un interés especial en este tipo de pavimentos para volver a introducirlos tanto en rehabilitaciones de viviendas antiguas como en las de nueva construcción, para aplicar en forma de maravillosas alfombras en contraste con pavimento de madera o de cemento pulido o para cubrir la totalidad del suelo de una estancia principal, por ejemplo.

¿Mosaicos hidráulicos originales o de imitación?

En la actualidad, algunos fabricantes de azulejos, viendo el auge de los mosaicos hidráulicos, han creado nuevos materiales de gres con los que imitar los mosaicos tradicionales, inspirándose en la idea original, con detalles, motivos y colores contemporáneos.

Aunque las nuevas tecnologías permiten la creación de suelos de imitación de forma más sencilla y rápida que los originales y con unas posibilidades de diseño infinitas, todavía son muchos, los profesionales y particulares que prefieren elegir los mosaicos hidráulicos originales, para utilizar en sus proyectos, obras y reformas, de modo que se recuperan y restauran artesanalmente para crear espacios de gran valor decorativo.

Al fin, los mosaicos hidráulicos han recuperado el prestigio, atractivo e interés tan merecido para utilizarse en la decoración de viviendas de primera calidad, tanto a nivel constructivo, de materiales como de diseño y estilo.

Ahora sí, deja a todos tus amigos y conocidos boquiabiertos explicando todo lo que sabes sobre los mosaicos hidráulicos. ¡No tendrás rival!

Foto de la portada vía enticdesigns.com
No Comments

Post A Comment