fbpx

Masters de la reforma: chapuzas al poder.

Ayer después del Hormiguero me habría ido a la cama pero la curiosidad por saber qué puede ofrecerme un programa sobre reformas a nivel pedagógico o de ocio, me mantuvo con el ojo medio abierto. Tengo que confesar que he visto alguna edición de Master Chef sin realmente engancharme ya que encuentro que televisar una profesión de chef, diseñador de moda o en este último caso de interiorista o reformista como en el nuevo formato de “Masters de la reforma” es dar una idea equivocada de la cantidad de horas que son necesarias a nivel de formación o de práctica para llevar proyectos de diseño que se aguanten y no den vergüenza ajena. Y sino que se lo pregunten a los ganadores de las últimas ediciones de Master Chef Celebrity, que casualmente son deportistas de élite con muchas horas de formación a sus espaldas antes de embarcarse en el programa.

La primera impresión sobre el nuevo programa de Antena 3 sobre un sector tan complicado como las reformas fue “buff… la que van a liar!”… Y creo que mis neuronas se quedaron cortas. Este es un talent show que, según sus jueces Tomás Alía, Pepe Leal y Carolina Castedo nace con el objetivo de ser didáctico… pero desde el minuto cero, las faltas de respeto entre ciertos concursantes que deben formar equipo dejan entrever que el entretenimiento estará en los malos rollos, los egos desmesurados, la torpeza en la ejecución o las ideas creativas sin sentido. Vaya que si alguien quiere tomar apuntes para convertirse en un mejor profesional visualizando los proyectos llevados a cabo por los equipos de Masters de la reforma, con un taquito de post-its tendrá suficiente.

Para muchos, embarcarse en una reforma resulta ser una experiencia traumática, uno tiene miedo a que le timen, a no tomar buenas decisiones y a encontrarse inmerso en un proceso con constantes sorpresas, ¡y no de las agradables!  Tal como comenta el gran presentador de este formato Manel Fuentes “Reformar mi casa fue una de las peores experiencias de mi vida, lo peor del mundo.” El problema es que este sector de las reformas está muy poco digitalizado y es poco transparente y la confianza entre cliente y reformista se ha ido desgastando hasta tal punto que la gente piensa que puede hacer de contratista, de peón o incluso de interiorista o aparejador sin tener unos buenos conocimientos de base. Pero tal como dice Macarena Rey “Todos nos creemos que sabemos decorar pero no es así” o como Nina Mateos, redactora de la revista AD que pasó una mala experiencia y lo explica en este artículo Cómo no hacer una REFORMA (lo aprendido después de haberla hecho): “Hubiera dado un brazo por tener a una persona con poder y acostumbrada a esos envites que se encargara de todos esos líos por mí. Por no hacerlo envejecí 15 años de golpe….” y esa es precisamente la misión de You Can Deco.¡Sólo que no te costará un brazo ni un meñique… ¡es completamente Gratis!

La misión del talent show Masters de las reformas según sus creadores es que la gente tome consciencia de la importancia del trabajo de técnicos, artesanos, interioristas a través del trabajo en equipo de diez parejas de carácter y energía muy diversas y con muchas ganas de show. Y en las reformas, una mala decisión no es que se te queme el capón sinó que se te caiga la casa encima y que además, acabes pagando tú los platos porque tu contratista no ha presentado toda la documentación pertinente. Un consejo You Can Deco: la póliza de seguro está sobrevalorada… si quieres saber el porqué 🤔😜 con nosotros irás de la mano de los mejores profesionales del sector al embarcarte en una reforma integral.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.