fbpx
Una jungla en mi casa o cómo decorar con verde

Una jungla en mi casa: consejos para decorar con plantas el salón

Seguro que en más de una ocasión has envidiado la aptitud de algunas personas para que sus plantas luzcan esplendorosas y no entiendes por qué contigo no sobreviven al primer mes en tu casa. No se trata de tener poderes mágicos para poder decorar con plantas el salón, ni de comprar ejemplares artificiales, tan sólo necesitarás acertar con el tipo de planta que mejor se adapte a las condiciones de tu casa y seguir las recomendaciones de los expertos, en cuanto a cuidado, riego y mantenimiento.

Si quieres disfrutar de un toque de frescura y naturalidad en tu salón no te pierdas estas 5 propuestas para decorar con plantas el salón:

 

La Kentia (Howea forsteriana)

 

Es una de las más utilizadas para decorar con plantas el salón. Elegante y resistente, puede llegar a medir hasta 2 m a pesar de su lento crecimiento. Procura que no reciba el sol directamente, no situarla cerca de radiadores ni exponerla  a corrientes de aire frío, para conseguir que se convierta  en un espécimen frondoso. Tan sólo necesitarás regarla dos veces por semana en verano y dos al mes en invierno. Para evitar que se seque de forma prematura, pulveriza sus hojas con agua durante todo el año. Intenta, en cualquier caso que la maceta drene correctamente el agua para que no se formen charcos en el fondo.

Consejo You Can Deco: te recomendamos que utilices fertilizante líquido disuelto en el agua de regar cada diez días, desde el mes de marzo hasta octubre.

 

La marquesa (Alocasia)

 

Conocida con el nombre de Oreja de elefante, se puede cultivar tanto en interior como en exterior y  puede llegar a medir 5 metros de altura. Sitúala en espacios en sombra  para evitar la decoloración de sus grandes hojas.

No te asustes si en invierno pierde sus hojas por el frío; en primavera volverá a florecer resplandeciente. Para evitar la aparición de la araña roja procura mantener una humedad alta en el salón rociando sus hojas durante los meses más calurosos y secos del verano.

Riégala frecuentemente y no dejes secar la superficie de la tierra para que no acabe estropeándose. Con la llegada de la primavera, cuando las hojas empiecen a rebrotar, utiliza un abono orgánico cada quince días para fortalecer su crecimiento.

Consejo You Can Deco: a medida que vaya creciendo tendrás que trasplantarla utilizando un tiesto de mayores dimensiones.

 

Ave del Paraíso gigante o Estrelitzia Gigante

 

Si quieres disfrutar de la espectacularidad de una planta en el salón elige esta planta que se caracteriza por tener un tronco leñoso en forma de columna con grandes hojas de color verde oscuro. Puedes ubicarla tanto en ambientes exteriores como en interiores siempre y cuando tengas en cuenta que las heladas podrían afectarla negativamente.

Consejo You Can Deco: colócala en un lugar en semi sombra luminosa o al sol, no deberás regarla excesivamente, aunque durante los meses de otoño e invierno, su época de floración, deberás hacerlo más habitualmente.

 

La Pata de elefante, Bocarnea o Nolina (Beaucarnea recurvata)

 

Para los ambientes de corte contemporáneo escoge esta planta de la familia de las Agavaceae. Aunque su medida más habitual es de 1.5 metros, en su hábitat natural podríamos encontrarlo hasta de  10 metros. Con los cuidados necesarios puedes disfrutar de la Pata de Elefante durante muchos años. Su época de floración es en primavera cuando la planta tiene más de diez años de vida. Deberías colocarla en un espacio luminoso, aguanta muy bien las altas temperaturas.

Riégala con poca frecuencia ya que el exceso de agua puede provocar que acabe muriendo, así que hazlo cada quince días en primavera y verano y tan sólo una vez al mes en invierno. Comprueba que el sustrato esté seco entre riego y riego.

Consejo You Can Deco: pulveriza sus hojas regularmente para mantener la humedad que necesita, también en invierno si tienes la calefacción encendida.

 

Los Ficus Benjamina

 

Son una de las mejores alternativas para decorar con plantas el salón, especialmente los más luminosos que cuentan con altas temperaturas. Según la variedad de ficus benjamina que elijas necesitarán  un tipo de luminosidad distinta: los de hojas manchadas en blanco o amarillo deberán estar más cerca de la luz para que mantengan el moteado colorista que los caracteriza. Tan sólo deberás regarlo dos veces por semana en verano y en invierno cada diez días.

Consejo You Can Deco: para favorecer un correcto crecimiento del ficus benjamina, trasplántalo una vez al año a una maceta de mayores dimensiones durante los meses de primavera.

 

¿Cuáles son tus secretos para que tus plantas sobrevivan en casa? Explícanoslo en la sección de comentarios.

Foto portada vía Unsplash – Foto ©Chris Abney

 

No hay comentarios

Publicar un comentario