fbpx
Plantas de interior que necesitan poca luz.

Decorar con plantas de interior que necesitan poca luz

Cualquier estancia de una casa decorada con plantas, adquiere una dimensión estética de mayor valor, además de contar con importantes beneficios para nuestra salud, para muchos desconocidos –ayudan a purificar nuestra casa, equilibran la humedad medioambiental y absorben contaminantes, entre otros- pero, ¿qué sucede cuando en nuestro salón, comedor o dormitorio no contamos con la luz natural suficiente para utilizar cualquier tipo de planta? ¿Cómo decorar con plantas de interior que necesitan poca luz aquellos espacios de nuestro hogar que reciben poca luz natural?

No es necesario que fuerces la situación, aunque estés enamorado de un tipo de planta de interior u otra, si las características de tu salón no son las más adecuadas para que ésta sobreviva, en todo su esplendor, elige otra.

No te pierdas nuestra pequeña guía para descubrir cómo decorar con plantas de interior que necesitan poca luz:

 

Helechos

Una de las plantas de interior que necesitan poca luz más de moda, porque sí, en cuestión de plantas, también existen las modas. Entre sus beneficios descubrimos que elimina contaminantes como el xileno, sustancia química que se utiliza principalmente como disolvente, nociva para nuestra salud. Aunque los helechos no necesitan abundante luz natural y se adaptan a condiciones adversas, un poco de luminosidad provocará que sus hojas brillen con mayor intensidad.

Drácena marginata

Una de las más populares en decoración de interiores, ideal por estar consideradas como una de las plantas de interior que necesitan poca luz. No precisan demasiados cuidados y ayudan a purificar el ambiente. Eso sí, piensa que se trata de una planta tóxica, especialmente para las mascotas por lo que, si tienes un perro en casa y es de aquellos que lo muerden todo, no la utilices.

Bromelias

No necesitan demasiada luz natural y florecen con facilidad, sin necesidad de prestar una atención exagerada a su mantenimiento. Tampoco se trata de olvidarse de cuidarlas, tan sólo necesitarás mostrar cierto interés para que luzcan siempre espectaculares.

El Bambú

También es una de aquellas plantas de interior que necesitan poca luz, crece a penas sin recursos, superando incluso las condiciones más extremas, por lo que resulta ideal para utilizarla en cualquier rincón de casa.

La Aspidistra

Se caracteriza también por la poca necesidad de luz natural por lo que la convierte en una de las mejores plantas para colocar en pasillos o recibidores en los que precisamente este bien tan preciado, no abunda. Riégala con moderación.

El Ficus Benjamina

Es uno de los reyes de las plantas de interior que necesitan poca luz. Tolera las altas temperaturas y los bajos niveles de humedad. Conseguirás mantenerlo siempre frondoso y espectacular si despuntas cada 2 ó 3 meses, cortando las dos o tres últimas hojas de cada ramilla (evita hacerlo durante los meses de invierno).

La Sanseviera

Si lo tuyo es el cultivo fácil, sin preocupaciones, elige la Sanseviera, un ejemplar casi indestructible gracias a sus propiedades con las que soporta una atmósfera seca y caliente, plagas, enfermedades, incluso, si te olvidas de regarla. En primavera y verano tan sólo necesitarás hacerlo cada 15 días, en otoño cada 20 días y en invierno, una vez al mes. ¿Acabas de descubrir que es la mejor opción para tus dotes de jardinero, verdad?

¡Acércate a tu centro de jardinería favorito y demuestra lo que eres capaz de hacer entre flores y plantas! (Ten piedad por favor, que también son seres vivos…). ¿Cuáles son tus plantas de interior favoritas?

Foto de portada vía fondosparalapc.blogspot.com
No Comments

Post A Comment