fbpx
Cocina abierta al salón

Cocina abierta al Salón-Comedor. Consejos.

Ponte en situación, Te planteas una cocina abierta al salón ,y ya has conseguido averiguar si puedes tirar aquella pared que tanto te molesta, después de leer nuestro artículo Pared maestra: ¿la tiro o no la tiro?, inevitablemente te surgen muchas dudas: ¿cómo puedo aprovechar al máximo el espacio del que dispongo?, ¿cuál es la distribución más eficiente?, ¿cocina abierta al salón, o encerrada en paredes de cristal?, ¿dormitorio en suite?…

Durante los últimos tiempos el concepto de distribución de las viviendas se ha transformado radicalmente, hemos pasado de pisos y casas extremadamente compartimentadas a propuestas en las que se eliminan las paredes y particiones para disfrutar de espacios mucho más amplios en el que cocina, comedor y salón ocupa la misma superficie.

Esto se debe a la necesidad de adaptarse a nuestro ritmo y nuevo modo de vida. Preferimos compartir, estar comunicados con el resto de los miembros de la familia, -aunque en ocasiones desearíamos encerrarnos en una habitación, sin ver a nadie…-, por lo que no resulta extraño contemplar la posibilidad de disponer de una cocina abierta al salón  para crear un único espacio en el que la zona de día (salón, comedor y cocina), comparta una única superficie, amplia y diáfana.

Y te preguntas: ¿cuáles son las ventajas? Plantéatelo, con este tipo de soluciones, gracias a una cocina abierta al salón o la conocida cocina americana, se acaba la preparación de comidas y cenas en solitario, para compartir charlas con el resto de integrantes de la familia o con aquellos invitados que disfrutan de una deliciosa copa de vino, mientras participáis en una agradable y divertida conversación.

La distribución moderna. Salón, comedor y cocina integrados en un espacio único. Consejos de distribución.
Foto vía Bulthaup.es

 

En función de los metros disponibles podrás organizar un tipo de cocina abierta al salón u otra. Te invitamos a descubrir las diferentes opciones en este artículo y que tú mismo diseñes tu proyecto de cocina en con el asesoramiento de tu coach de interiores de You Can Deco para descubrir qué modelos de cocina encajan mejor con tu estilo y presupuesto.

Cocina abierta al salón con isla

 

El sueño de la mayoría, la solución ideal para integrar la cocina al salón de forma determinante. Esta pieza ubicada de forma independiente funciona como elemento transitorio entre los espacios compartidos, puedes utilizarla tanto por el área de la cocina como por el lado del salón o comedor.

Las distancias son un factor fundamental para repartir correctamente el espacio:

1-Calcula el espacio vital que necesitas para trabajar en la superficie de la isla con comodidad, ya que seguramente ésta contará con la zona de fuegos o de aguas.

2-Cuenta también con el espacio necesario para que otra persona pueda moverse, abrir cajones o armarios y desplazarse de forma holgada, sin entorpecer las tareas que esté realizando la primera.

Entonces te preguntas, ¿cuál es el espacio recomendado? Lo ideal sería que contaras con, al menos, 120 o 130 cm entre la isla y las superficies situadas alrededor.

En el caso que además, la isla disponga de un espacio que funciona como barra para equipar con taburetes, con la encimera volada, -una idea perfecta para desayunos y comidas informalesnecesitarás un fondo de 60 cm, aproximadamente, para sentarse cómodamente.

Cómo hemos dicho unas líneas atrás, una cocina con isla abierta al salón resulta un gran sueño para muchos pero, no lo fuerces, no te dejes llevar por la ilusión, si el espacio no es suficiente; existen otras soluciones igual de prácticas y vistosas que te permitirán moverte con comodidad.
¿Quieres hacer una reforma integral y necesitas asesoramiento profesional?

Cocina abierta al salón con barra para desayunos

 

Una propuesta ideal para estancias de tamaños intermedios.

Del mismo modo que sucede con la espectacular isla, la barra se utiliza como elemento separador de ambientes para limitar visualmente el espacio destinado a la cocina y ampliar la zona de trabajo (nunca está de más contar con una superficie de trabajo amplia y cómoda). Si añades unos taburetes en el lado contrario al de la cocina conseguirás un agradable espacio para desayunar, preparar comidas y cenas frugales o acompañar a aquella persona que está cocinando.

1-La altura de la barra puede variar en función de tus necesidades, incluso de criterios estéticos.  Una barra de altura estándar puede medir alrededor de los 92 cm y otra tipo “barra de bar”, entre 105 y 110 cm. Piensa en los taburetes que vas a colocar, proporcionados con la barra, no deben quedarte ni demasiado bajos ni muy altos.

2-El ancho de la barra también debe tenerse en cuenta: si consideras las medidas de un servicio, -por lo menos un plato y un vaso o copa-, verás que necesitarás al menos 45 cm aunque, idealmente 50 cm. En cuanto al largo, en una barra de 180 a 200 cm se podrán sentar hasta tres personas, de lado.

Cocinas pequeñas

 

Si este es tu caso, no desesperes, también podrás disponer de una nueva cocina abierta al salón y comedor, completa y muy funcional. Puedes optar por colocar la cocina en un solo frente, ocupando una única pared de la estancia.

Si pensamos en medidas estandarizadas necesitarás:

1-La medida más común de los electrodomésticos es de 60 cm aunque, puedes encontrar elementos de 45 y 90 cm.

2-Los fregaderos pueden variar desde los 35 a los 80 cm de ancho.

3-Las placas de cocción (dependiendo de la cantidad de quemadores) desde 30 a 60 centímetros. Las puedes encontrar incluso de 80 cm.

4-Las medidas estándar en los armarios despenseros son de 15, 30 o 60 cm.

5-Piensa que entre el fregadero y el área de cocina necesitarás disponer de una distancia de 60 cm, en cocinas de tamaño normal y 45 en aquellas muy pequeñas (por motivos de seguridad).

Con todos estos datos, -si piensas que necesitarás espacio para ubicar la nevera, fregadero, placa de cocción, armarios despenseros, superficie de trabajo y espacios de seguridad-, podemos calcular que necesitarás de una superficie lineal de pared de unos 3 m para instalar una cocina muy completa.

 

Aunque, si tu espacio es inferior, no te agobies, puedes optar por elementos más reducidos con los que también podrás disfrutar de una buena cocina.

 

Cocinas ocultas

 

Para tomar la decisión correcta, no te olvides del resto de elementos que compondrán la distribución definitiva del salón y comedor. Cuando tengas todas las medidas bien especificadas, hayas probado varias distribuciones posibles y seleccionado los materiales y mobiliario, podrás configurar el presupuesto reforma correspondiente: éste será un documento guía para evaluar qué te va a costar tu reforma y qué debe incluir.

Escondidas en un armario, con puertas correderas o abatibles, incluso con sistemas de cerramiento vertical, esta opción resulta perfecta para mantener el salón siempre bien recogido y ordenado. Ideal para los maniáticos del orden.

 

Ya te explicamos las medias básicas que debes tener en cuenta en el artículo Dibujar un esbozo de tu casa. Consejos de autoayuda, pero te haremos un breve repaso:

1-Sofás: los modelos estándar de tres plazas acostumbran a medir 220 cm y los de dos, unos 170-180 cm.

2-Mesa de centro: debe estar proporcionada con la medida del sofá que hayas elegido, al menos debe medir 1 metro menos que el largo de éste.

3-Las butacas miden entre 60 a 90 cm de ancho.

4-Mesa de comedor: en función de tu espacio y necesidades podrás escoger entre multitud de soluciones. Ten en cuenta que cada comensal ocupa alrededor de 65 cm, por lo que para poder sentar a tres personas en cada lado y dos más, uno en cada cabecera, el largo de la mesa debería ser de, por lo menos, 180 x 80 cm, preferiblemente de 200 cm de largo para sentarse cómodamente.

5-Las sillas miden alrededor de los 45 cm de ancho. Las sillas con brazos, unos 10 cm más.

No te olvides, en ningún caso, de mantener el espacio necesario para una correcta y cómoda circulación entre cada una de las zonas:

-Entre la mesa de comedor y la pared necesitarás un espacio entre 90 y 120 cm para poder moverte libremente.

-Sitúa la mesa de centro a unos 40 cm del sofá para desplazarte con comodidad.

-Si tienes que situar el sofá frente a un ventanal o balcón, deja unos 80 cm para poder abrirlo fácilmente.

¿Qué te han parecido nuestras propuestas e ideas para integrar salón, comedor y cocina en el mismo espacio?

Foto de portada proyecto Standard Studio vía revistaad.es
No hay comentarios

Publicar un comentario