fbpx
calderas, calentadores y termos

Calderas, calentadores o termos eléctricos: ¿cuál es el mejor sistema central de climatización?

Para disfrutar de un hogar confortable es casi imprescindible disponer de un buen sistema de climatización, calderas, calentadores o termos eléctricos. Conocer cuáles son las diferencias principales entre un sistema u otro será fundamental para escoger el que mejor se adapta a nuestras necesidades, metros cuadrados y economía.

¿Para qué se utiliza la caldera de gas y qué tipos existen? ¿Qué me conviene, un termo eléctrico o un calentador a gas? Te sacamos de dudas con la siguiente explicación detallada.

 

Diferencias entre caldera y calentador

 

A diferencia de los calentadores, que sirven únicamente para suministrar agua caliente sanitaria (ACS), las calderas cumplen con doble función, ya que se pueden utilizar tanto para el agua caliente ACS como para la calefacción de una vivienda.

La fuente de energía principal de las calderas es el gas, tanto el butano como el gas natural o el propano. Aunque también existen calderas eléctricas, suponen un consumo de luz muy elevado, por lo que se instalan habitualmente en viviendas que no cuentan con habilitación para el uso de gas.

Los calentadores son de tamaño más pequeño que las calderas y funcionan tanto con gas como con electricidad. Están conectados a la toma general de entrada de agua y la salida de agua caliente recorre los conductos de la vivienda hasta los distintos grifos, en la cocina, baño, lavadero, etc.

Con un calentador, en la mayoría de casos, cuando accionamos el agua caliente todavía tarda unos segundos en conseguir la temperatura deseada. Esto se debe a que el calentador se pone en funcionamiento en cuanto abrimos un grifo, mientras que las calderas calientan el agua en su interior, por lo que casi siempre sale caliente desde el primer instante.

 

Tipos de calderas

 

En la actualidad solo pueden suministrarse calderas estancas, aquellas en las que se produce la combustión en una cámara estanca y precisan de una salida de humos que permite expulsar los gases que producen, mediante un tiro colocado en un conducto especialmente creado para ello.

 

Las calderas pueden clasificarse de forma distinta en función de la producción de agua caliente:

  • Caldera mixta instantánea. Se trata de la caldera que genera agua caliente en función de la necesidad y es la más común en la mayoría de viviendas.

 

  • Caldera mixta con acumulador. Estas calderas incorporan un acumulador de agua caliente, hecho que posibilita disponer de ella en cualquier momento. en función del modelo puede variar la cantidad de agua caliente acumulada. Tienen unas prestaciones parecidas a las mixtas instantáneas aunque son capaces de producir agua instantáneamente, a pesar de que se haya agotado el agua caliente del acumulador.

 

  • Calderas para calefacción. No pueden producir agua caliente si no se incorpora un acumulador externo a la instalación. Son generadores de agua caliente en un circuito cerrado que se encarga de llevar el agua hasta los radiadores.

 

En cuanto a las medidas habituales, aunque pueden variar en función del fabricante, suelen medir 80 centímetros de altura y 40 centímetros de ancho.

calderas, calentadores y termos
Foto ©Vaillant

Tipos de calentadores

 

Los calentadores generan agua caliente sanitaria (ACS) mediante un sistema que hace pasar el agua fría por un serpentín que se calienta gracias a la combustión de gas.

Aunque puedes disponer de agua ilimitada, su producción de agua por minuto tiene un límite, por lo que tener en cuenta las necesidades específicas de tu vivienda será fundamental para elegir el modelo más adecuado. Para ello tendrás que calcular el número de personas que habitan en tu casa y los puntos de consumo. 

Existen calentadores con capacidad de 5, 10 y 15 litros, aunque podrás encontrar algunos modelos que llegan a 18 o 24 litros por minuto.

Termos eléctricos

 

Los termos eléctricos son la alternativa a los calentadores que acumulan en su interior una cantidad concreta de agua caliente disponible para el consumo en el hogar. Debido a que resulta muy lento calentar agua mediante una resistencia eléctrica es necesario acumularla en el interior del termo hasta que sea utilizada.

Ten en cuenta que el tiempo necesario para recuperar el agua caliente en un termo eléctrico es de 1 a 3 horas por lo que disponer de un modelo de dimensiones generosas te permitirá disfrutar de agua caliente por más tiempo, pero también necesitará más para generarla de nuevo.

Aunque son enérgicamente menos eficientes que los calentadores de gas, porque consumen mucha energía, son una buena solución para viviendas que no cuentan con instalación de gas y solo disponen de electricidad. En función del modelo y capacidad pueden llegar a alcanzar los 2500W.

Del mismo modo que sucede con los calentadores, para acertar con el modelo adecuado es necesario calcular los puntos de consumo (cocina, baño, lavadero, etc.) y el número de personas que viven en casa.

En cualquier caso, antes de elegir un modelo u otro, te recomendamos que estudies la etiqueta energética para poder comparar los datos de consumo y las prestaciones específicas disponibles.

Foto de la portada ©Roberto Nickson
calderas, calentadores y termos
Foto ©Solusat
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.